Las 10 cosas que no debes hacer en una red social

Facebook-at-work

Participar en las redes sociales se ha convertido en un lugar común; tanto es así en realidad, que la mayor parte del tiempo se nos olvida que estamos en ellas. A veces, veo actualizaciones en Facebook que, obviamente, estaban destinadas a ser vistas por algunos amigos cercanos solamente, pero, en cambio fueron anunciadas al mundo entero; veo ‘pins’ en Pinterest que estarían fuera de lugar en una revista para adultos y veo conversaciones en Twitter que harían que un marinero se ruborizara. Mientras que los miembros del Congreso y la Electronic Frontier Foundation (Fundación de la Frontera Electrónica) todavía se preocupan acerca de la privacidad, todo el mundo parece haber abandonado toda precaución.

Parte de ello seguramente se debe al viejo adagio de que la familiaridad trae consigo desprecio: estamos tan acostumbrados a  Facebook y Twitter que ya no cuidamos lo que decimos – y, algo de esto se debe al fácil acceso a las redes sociales por medio de aparatos móviles. Los teléfonos inteligentes y las aplicaciones han hecho tan fácil publicar una foto o contestar una actualización que no pensamos en las consecuencias.

Por todo ello, antes de que resbalemos en la trampa de la complacencia en Facebook o de tweets instantáneos e irracionales, aquí presentamos algunos recordatorios de lo que no querrás hacer en esas populares redes sociales.

1. No digas que odias tu trabajo

Tu jefe podrá ser un tonto y tu trabajo aburrido, pero sigue siendo un trabajo y en una época en la que existe un 8 % de desempleo, el quejarse acerca de lo que tienes (y que millones de gente no tienen) no te conseguirá amigos.

2. No discutas

Una diferencia de opinión está bien; pero una airada discusión definitivamente no es conveniente. Si te quieres rebajar a echar lodo virtual, publica tus comentarios en YouTube junto con las demás personas a quienes les gusta insultar.

3. No te pongas personal

De igual forma, sólo porque tu novio te dejó o porque sabes algunos pecadillos del gerente de la oficina, no significa que tengas luz verde para compartir chismes poco halagadores en línea. ‘Haz a los otros lo que quieras que te hagan a ti’ es la máxima perfecta para la era de Internet.

4. No pidas favores

Si acabas de entrar a una competencia para el blog del año o has iniciado un sitio web de joyería hecha a mano y solicitas una vez votos o ‘Me gusta’, tus amigos se sentirán felices de apoyarte. Si lo solicitas tres o cuatro veces, te aborrecerán.

5. No presumas

Está bien que la gente sepa que te acaban de promover en el trabajo o que compraste un nuevo auto, pero sé sutil y agradecido. La humildad es bien recibida en Internet.

6. No abrumes las publicaciones de tus amigos con trivialidades

Puede ser una sorpresa, pero a la mayoría de la gente no le interesa lo que comiste de desayuno. Y les interesa aún menos cómo se veía tu desayuno. Ahorra tus actualizaciones hasta que tengas algo interesante que decir. Al igual que en la vida real, la gente te pondrá mucha más atención cuando hables.

7. No hagas actualizaciones constantes

Estás en la lavandería; ahora estás en el parque para perros; ahora estás en Starbucks; ahora estás en la tienda de vinos… OK, ya nos enteramos: ¡tienes mucho tiempo ocioso!

8. No alardees de tus fiestas

Si disfrutas un trago, lo más probable es que tus amigos ya lo sepan. Si no lo saben, entonces sería aconsejable que siguieran sin saberlo. Fotos continuas en las que estás tomándote un trago ayudarán poco a tu reputación en línea.

9. No expreses opiniones políticas extremas.

Las últimas cuatro elecciones presidenciales fueron ganadas por un margen colectivo de siete puntos de porcentaje. Si expresas fuertes opiniones políticas, el 50% de tus amigos y seguidores estará de acuerdo contigo, pero el 50% restante no estará de acuerdo. El 100% se negará a sentarse junto a ti en las futuras fiestas.

10. No publiques fotos de niños (a menos que sean tuyos)

Aunque tú pienses que está bien publicar todas esas fotos de la fiesta de tu hijo de cinco años, los padres de sus amigos podrían no estar de acuerdo. Pide permiso antes de colocar fotos de los hijos de otra gente. Pensándolo bien, pide permiso antes de colocar fotos de otra gente, punto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *